Círculo de Información y Apoyo -Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona @ Oaxaca

Cómo hacer justicia desde la Realidad – otra lección zapatista

Después de muchas horas de caravana, caracoles de todos los colores y todas las regiones del mundo, fuimos llegando a territorio zapatista. De un lado letreros rebeldes dignos e insumisos y del otro letreros sordos de la CIOAC, en camiones gigantes saqueando grandes cantidades de madera. “Aquí es La Realidad”, dijeron los primeros que llegaron a ese lejano lugar.

 Íbamos con emociones encontradas: luto, rabia, expectativa y ganas de encontrarnos, nos revoloteaban en la panza. Algunas estuvimos por ahí en días pasados aprendiendo sobre la libertad, esta vez nos tocó aprender sobre la justicia, aprendimos haciéndola, así como los compas de por sí nos han ido enseñando, más con la práctica y menos con la teoría.

 “Tiene tantos nombres la injusticia y son tantos los gritos que provoca”. Dijo el sup Marcos, recordándonos de dónde venimos. La justicia es un bien escaso en una geografía como la nuestra, delineada sobre el mal abundante de la injusticia. El mundo capitalista, patriarcal y colonial que todavía padecemos, nace de la injusticia cotidiana que nos imponen desde arriba. Nacemos, crecemos y seguimos ahí dentro, a estas alturas la anestesia es general, confundimos castigo, control, cárcel, violencia y muerte con maneras de hacer justicia. La injusticia es el hambre y el manjar de cada día. Quitar la venda de los ojos y aprender a hacer justicia desde este contexto no será sencillo, pero habemos muchos y muchas que ya estamos listas para emprender el camino, que seguramente será “lento pero seguro”.

caravana

 ¿Cómo hacen justicia a un compañero asesinado por una guerra sorda las y los zapatistas?

1. Con digna rabia. Haciendo un homenaje de colores vivos, hablando con dignidad y coraje a sus asesinos: “Aquí les decimos, de nuevo a esos pinches malos gobiernos: NO somos limosneros. No recibimos sobrantes de sus mesas. No buscamos ni recibimos migajas. Buscamos gobernarnos con nuestros pueblos de México, con Justicia, Libertad y Democracia. NO somos las y los zapatistas que hablan con ellos. NO hablamos con malos gobiernos hoy y siempre. NO tenemos ni un tantito de confianza a ésos sin cerebro.”, dijo con fuerza el sub Moisés. Así con una dignidad rebelde nos recibieron más de 2000 bases de apoyo zapatistas, con sus vestidos bien plantados, compartiendo quedito sus dolores y denunciando fuerte sus rabias. Homenajeando con gran respeto al compañero y volviéndolo a nacer en colectivo.

2. Haciendo Justicia No Venganza. “Compañero Galeano. Justicia no Venganza”. Fueron algunas de las palabras negras plasmadas en letreros rojos que nos dieron la bienvenida a La Realidad. “Los asesinos no dormirán en paz”, dijeron. Pero no se mancharán del mal del mal, su demanda de justicia no es hacia los malos gobiernos que cometen injusticias a diario, ni será de “ojo por ojo diente por diente”; la justicia zapatista se construye luchando todos los días y por eso dura para siempre. No caerán en provocaciones, no serán como perros enfrentándose y matándose entre iguales; no serán como los asesinos sin cerebro de arriba quieren que sean. Y NO se van a desviar en su lucha, porque como dijo el sub Moisés “Luchamos por Justicia por millones de seres vivos de este país y queremos y buscamos justicia para siglos por los siglos y para siempre y no como esos mal llamados gobiernos capitalistas, que no saben qué es justicia, porque ellos son los que cometen las injusticias”.

3. Dirigiendo la rabia contra el sistema. “Compañeras y compañeros: La rabia que tenemos es contra el capitalismo. Porque, lo que hicieron al compañero Galeano es mano del capitalismo (…) Cuando vemos al compañero Galeano, vemos los asesinos, y también vemos quién está detrás de esos asesinos”, declaró el sub Moisés. Hacen justicia dirigiendo la rabia contra el enemigo hasta lograr matarlo. Matarlo en vida, hacerlo inútil, enterrarlo en el olvido. Con rabia creativa, la misma rabia creativa que está naciendo, sanando y alimentando nuevos mundos por todos lados.

4. Sin mirar arriba. El mensaje fue claro, “Luchemos, trabajemos y hablemos entre nosotros, No miremos hacia arriba”, nos dijo el comandante Moisés. Ellas y ellos siguen firmes, inteligentes y con sentido del humor en su construcción de Autonomía; escribiendo su propia historia sin importar la ortografía. No hay forma de crear nuevos mundos si seguimos en los tiempos y calendarios del poder, allá arriba no hay ojos ni oídos para los abajos, sólo desprecio, destrucción y muerte. “El mal gobierno quiere y sigue queriendo, de que nos volviéramos como ellos, que están manchados de sangre de un compañero luchador, que no se vendió, no se rindió y no se desvió. Porque a esos hombres y mujeres engañados, manipulados, están obedeciendo a los malos gobiernos de los 3 niveles, vaya ell@s mism@s lo dicen, cuando llevaron a cabo el asesinato, decían: vengan pues mujeres, llevemos algo, machetes, palos, piedras, para apoyar a nuestros hombres, acuérdense que así nos ha dicho el gobierno por eso estamos recibiendo el programa de Oportunidades, así gritaban, así se decían”. La justicia no vendrá de los injustos, sino del pueblo organizado que cuida, mira y escucha a sus nosotros. “¿Pueden? ¿Podrán?”, nos preguntan los y las compas. Y si queremos mirar abajo, “Es decir, si queremos saber cómo luchan otros hermanos de otros lados hay que ir a leer y escuchar los medios alternativos o libres, los “escuchas” les decimos nosotros” (sub Moises). “Y así como hay que aprender a dirigir la mirada, la escucha debe encontrar el rumbo que la haga fértil” (sub Marcos).

5. Naciendo en colectivo. El pie de cobre y asfalto que nos quiere aplastar, no cuenta con que estamos mejor organizados y “somos un chingo”. Más de 4000 compañeras y compañeros nos juntamos en La Realidad, compas de La Sexta (“ese archipiélago de dolores, luchas y rabia nacional”) y de los medios libres autónomos o como nos llamen, fuimos hasta el corazón de la selva con pasamontañas a compartir el dolor y alimentar la digna rabia. Fuimos testigos del hostigamiento continuo que viven los pueblos organizados, y fuimos invitadas al homenaje y nacimiento colectivo del sub comandante insurgente Galeano, “Buen viaje. Cuídense, cuídenos”, fueron sus primeras palabras.

6. Construyendo la vida en medio de la guerra. “Los de arriba querían asesinar al EZLN. No como ejército, sino como rebelde necio que construye y levanta vida donde ellos, los de arriba, desean el páramo de las industrias mineras, petroleras, turísticas, la muerte de la tierra y de quienes la habitan y trabajan”, dijo Marcos. Los ataques por parte de la CIOAC-Histórica han sido continuos,“Escuchen lo que es la cioac: atacaron los compañeros del pueblo 10 de abril del caracol de Morelia, hace pocos meses, cioac del 20 de noviembre. Cioac entraron en la tierra recuperada donde colinda con los compañeros del caracol de La Realidad, hace como un año. Cioac, atacaron la gente de Gpe los Altos por el rio Euseba a balazos, hace como un mes. Cioac, atacaron a balazos la gente de San José las Palmas cerca de Las Margaritas, igual más o menos un mes. Cioac hace más o menos como 15 días enfrentaron con la gente de Ejido Miguel Hidalgo, municipio de Las Margaritas. Cioac se enfrentaron con su misma gente del municipio Rayón por el norte de Chiapas, hubo muertos ahí. Cioac, el 2 de mayo atacaron con emboscadas a los compañeros de La Realidad ahí donde asesinan con crueldad al compañero Galeno. Eso es Cioac: paramilitares, dirigidos por lideres paramilitares, los Luises, con sus jefes supremos de peña nieto y Velazco, porque así les dice por su amo del neoliberal que están entregados con ellos. Entonces, nos preguntamos, ¿qué futuro le enseñan a sus hijos e hijas esas gentes de la cioac? ¿De ser paramilitar? ¿O de ser asesinos? A cambio de dinero para matar a su propio pueblo” (sub Moises).

A pesar de esta guerra continua, los pueblos siguen defendiendo su vida pacíficamente. Tienen un ejército no para la guerra, sino para defender la vida, para investigar, acompañar y apoyar a las comunidades zapatistas en su lucha por la libertad. Y hasta que éstas lo piden el EZLN se hace presente, porque respetan a sus autoridades autónomas. Es un ejército empeñado en la paz y el servicio a los civiles. La estrategia de guerra que el mal gobierno ha usado contra las y los zapatistas es provocando que se maten entre ellos, sembrando conflictos y dividiendo a los pueblos con proyectos sociales y manipulaciones económicas. Es una guerra continua que se puede tocar también en otros territorios del país, sobre todo indígenas y campesinos. “Ahora mismo, en otros rincones de México y del mundo, un hombre, una mujer, unoa otroa, un niño, una niña, un anciano, una anciana, una memoria, es golpeada a mansalva, rodeada por el sistema hecho crimen voraz, es garroteada, macheteada, baleada, rematada, arrastrada entre burlas, abandonada, recuperado y velado su cuerpo, enterrada su vida” (sub Marcos). En medio de tanta muerte deciden construir la vida, Y en lugar de dedicarnos a formar guerrilleros, soldados y escuadrones, preparamos promotores de educación, de salud, y se fueron levantando las bases de la autonomía que hoy maravilla al mundo. En lugar de construir cuarteles, mejorar nuestro armamento, levantar muros y trincheras, se levantaron escuelas, se construyeron hospitales y centros de salud, mejoramos nuestras condiciones de vida. En lugar de luchar por ocupar un lugar en el Partenón de las muertes individualizadas de abajo, elegimos construir la vida. Esto en medio de una guerra que no por sorda era menos letal”, dijo el sub Marcos escribiendo la historia.

7. Burlando la muerte. Haciendo que no muera lo que quieren matar, desenterrando al compañero, defendiendo su lucha. Siguiendo su ejemplo, así como él siguió el ejemplo de los caídos del 94 sin venderse ni claudicar. Así “la muerte se irá engañada por un indígena con el nombre de Galeano en la lucha, y en esas piedras que han colocado en su tumba volverá a andar y a enseñar, a quien se deje, lo básico del zapatismo, es decir, no venderse, no rendirse, no claudicar” (sub Marcos).

Ya nos dieron el ejemplo y ahora nos toca hacer la tarea: defender la libertad y hacer justicia. De cara a la montaña, con rabia creativa y desenterrando nuestros muertas. Quizás, como dicen, “Basta bajar la mirada y elevar el corazón” para lograr seguir sus huellas y gritarle fuerte a esos de arriba, Tu justicia pequeña, enana, fabricada para que los medios de paga simulen y obtengan un poco de calma para frenar el caos que se les viene encima, ni me espanta, ni me daña, ni me castiga” (sub Marcos).

Casa de adobe lluvioso num.8-B

L@s Escuchas. Medios libres, alternativos, autónomos o como nos llamen

Veredas Autónomas

Universidad de la Tierra Oaxaca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s